Mariana Pena – “La justicia es un valor humano”

© Justice Hub

© Justice Hub

Mariana Pena es la jefa de proyectos del programa de la justicia internacional en la Open Society Justice Initiative. En este post, que se publicó por primera vez en Justice Hub, comenta su trabajo analizando las experiencias de la gente con expertos, la CPI y otros tribunales.  

“Cuando pienso en justicia, pienso en la imagen de la balanza. Significa un trato equitativo entre todos los involucrados. Significa que necesitamos toda la información posible sobre lo aspectos y actores involucrados para poder tomar decisiones justas. También significa intentar tender puentes entre los que dirigen los tribunales y los afectados en los casos.

“Mis ideas se moldearon durante mi crianza en mi país natal [Argentina] donde se cometieron numerosas violaciones de derechos humanos. Mi educación legal se basa en una aproximación natural al derecho. También me vi influenciada por mi trabajo y experiencias personales como ser humano que soy.

“Cuando trabajo con tribunales, especialmente en la CPI, entiendo que tengo que interactuar con instituciones complejas y culturas de trabajo diferentes. Pero también, en primer lugar, interactuo con seres humanos.

“Tengo una larga experiencia con comunidades que han sido víctimas y grupos de sociedad civil de base. También son seres humanos, pero con una cultura diferente y viviendo en un contexto distinto. Quiero tener en cuenta el contexto, entender de dónde vienen las preocupaciones y dudas de la gente y esforzarme en tender puentes para acercar a la Corte a las víctimas y a las comunidades afectadas y viceversa.

“Estas dos partes tienen diferentes formas de dialogar y parece que actúan como si viviesen en “mundos” distintos. De hecho, siento que tengo que cambiar de forma de pensar y expresarme de diferente manera dependiendo del contexto. Cuando hablo con las víctimas, necesito explicar términos complejos de una manera sencilla, repetir conceptos varias veces, escuchar, entenderlos y aprender de ellos. En la Corte, al contrario, es más un trabajo de explicar nociones simples utilizando términos complejos: teorizando, buscando romper las percepciones y las hipótesis, abogando por una mejor comprensión del contexto, sus implicaciones y su impacto.

“Algunas veces cambiaría la aproximación de la CPI en algunas actuaciones otorgándole una mayor perspectiva local. Esta idea también esta relacionada con mi concepción de la justicia: comprender el contexto y asegurarse de que la decisión judicial es adecuada, tiene que ser tenido en cuenta pues la justicia no puede ser abstracta. Desde una perspectiva judicial, comprender el contexto es esencial para analizar y sopesar las pruebas. Por lo que respecta a la CPI, por ejemplo, me llevé una desilusión cuando me enteré de que las audiencias no eran in situ y que los magistrados sólo habían visitado el lugar en uno de los casos.

“Formé parte del equipo de representación legal de las víctimas en la fase prejudicial en el caso de Ruto. Parte de mi trabajo consistía en coordinar la acción entre La Haya y el terreno en cuestión. Éramos un equipo muy pequeño: yo estaba en La Haya, dos abogados senior en Londres y tres compañeros más en Kenia cuyo trabajo era servir de nexo entre las víctimas y yo en el día a día. Trabajar con las víctimas y la sociedad civil local ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida.

“Me he dado cuenta de que existe una percepción entre los expertos de derecho internacional, incluyendo al personal de los tribunales, de que hay demasiadas víctimas y que es muy difícil manejar la situación. Algunos de ellos tiene una aproximación condescendiente. Otros consideran difícil o no saben cómo empatizar con los que sufren. He descubierto que a pesar de todo el sufrimiento o debido a él, las víctimas tienen mucha dignidad. Al contrario de la percepción que se tiene de que muchos de ellos no entienden los procesos legales, ellos entienden mucho más de lo que creemos y tienen mucho con lo que contribuir. Son personas que han sufrido terribles experiencias. Estas experiencias, a menudo, son inherentes al lugar en el que viven, a su contexto, les ayudan a conectar con la esencia de la humanidad de una manera muy singular.

“Lejos del discurso diplomático y de las luchas institucionales, me recuerdan sobre qué trata la justicia en verdad. Una cosa que he aprendido de las víctimas y de los grupos locales es que no importa si han tenido o no una experiencia previa con los tribunales nacionales, ellos tienen clara la idea de justicia. Algunos viven en países con un sistema judicial completamente disfuncional. A pesar de ello, saben lo que es la justicia porque la justicia es un valor humano.

“He aprendido a entender sus percepciones sobre la justicia y los tribunales. Algunos tienen grandes expectativas en el proceso judicial. Mi desafío entonces es clarificar que el tribunal no puede cumplir las expectativas de todos sin defraudar a otros. Trato de dejar claro que se trata de un proceso legal y que la CPI tiene un mandato definitivo. No fue creada para poner fin a la pobreza ni a todas las violaciones de derechos humanos. Es esencial no solamente dar respuestas, en el proceso, si no también dar explicaciones de las limitaciones de la Corte.

“Otra lección importante que he aprendido de trabajar con las víctimas es que tienen otras necesidades personales aparte de la de exigir justicia. A menudo, esperan ayuda, no sólo legal, si no también psicológica, material y ayuda médica por las secuelas de los crímenes que han sufrido. Así como pienso que el mandato de los tribunales o de los abogados de las víctimas es inevitablemente limitado, pienso que es necesario ser flexible y encontrar vías por las que crear un sistema que proporcione todo tipo de asistencia que sea requerida. En un mundo ideal no debería ser necesario explicar dónde acaba tu trabajo y dónde empieza el de la organización.”Cuando escribo sobre la participación de las víctimas, el mensaje que quiero hacer llegar a los expertos es que las víctimas son la razón por la cual se crearon este tipo de tribunales y la clave de su éxito. Repito, un tribunal que no tiene en cuenta las necesidades de la población local y el contexto fracasará en su proyecto de hacer justicia. Podrá tomar una decisión, pero ¿ hará justicia?

“Al final, me pregunto siempre ¿qué es lo que los tribunales deciden? ¿cuál será el impacto de su decisión?¿se trata de desarrollar principios del derecho internacional y jurisprudencia compleja? ¿es un tribunal para los abogados y los jueces?¿ O se trata de que la Corte tenga un impacto en las comunidades afectadas y contribuya a fortalecer el Estado de derecho a nivel local?”

Este post se publicó por primera vez en Justice Hub.

This entry was posted in CPI, Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s