Datos clave para entender la investigación de Georgia

georgia women

Mujeres llorando en frente de la ruinas de su casa, destrozada por los bombaredos. Agosto de 2008 en Gori, Georgia. (AFP Photo/Olivier Laban-Mattei)

La paralización de las investigaciones nacionales sobre los crímenes graves presuntamente cometidos en Georgia durante el conflicto armado con Rusia en el territorio secesionista de Osetia del Sur en 2008, ha llevado a la Fiscal de la CPI a abrir una investigación para conocer de primera mano lo que allí ocurrió. A continuación, presentamos una serie de datos imprescindibles para entender el conflicto.

QUÉ: En octubre de 2015, la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) Fatou Bensouda presentó una autorización a la Sala de Cuestiones Preliminares I para abrir una investigación por los crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente cometidos durante en conflicto de Georgia y Rusia, en agosto de 2008, sobre el territorio secesionista de Osetia del Sur. Los magistrados de la Sala de Cuestiones Preliminares I considerarán ahora si existen fundamentos razonables para proceder a abrir una investigación.

CÓMO: Hay tres caminos posibles para que la CPI pueda iniciar una investigación. Una situación puede ser remitida a la Corte por Estado Parte al Estatuto de Roma o por el Consejo de Seguridad de la ONU; el Fiscal de la CPI también puede iniciar una investigación por proprio motu con la autorización de los magistrados. Ésta es la tercera vez que un Fiscal pide abrir una investigación por proprio motu tal y como prevé el artículo 15 del Estatuto de Roma.

POR QUÉ: La Fiscalía de la CPI ha estado examinando la situación en Georgia desde el 14 de agosto de 2008 para determinar si es necesario abrir o no una investigación. La Fiscalía concluyó que existían fundamentos razonables para creer que se habían cometido crímenes bajo jurisdicción de la CPI en Osetia y en otras zonas consideradas “franjas de protección” al menos del 7 de agosto al 10 de octubre de 2008. Estos delitos incluyen la presunta comisión  de desplazamientos forzados de la población de Georgia desde el territorio de Osetia del Sur, ataques contra los observadores y varios cargos por crímenes de lesa humanidad. La Fiscal ha presentado una autorización para investigar desde el 1 de julio al 10 de octubre de 2008.

La última fase de la evaluación de la Fiscalía estaba examinando si existía alguna investigación a nivel nacional sobre los presuntos crímenes cometidos en Georgia y Rusia. El pedido de la Fiscal a los magistrados, presentado esta semana, concluyó que existen diversos obstáculos y retrasos que están afectando las investigaciones en ambos países y que, dada la paralización de la investigación de Georgia, es necesario abrir una investigación de la CPI. A diferencia de Georgia, Rusia no es un Estado Parte a la CPI, pero la Fiscal informó que sí se están llevando investigaciones allí.

COMENTARIOS: Desde hace mucho tiempo, diferentes miembros de la Coalición por la CPI han pedido la apertura de una investigación sobre los crímenes presuntamente cometidos en Georgia en 2008.

“Siete años después del conflicto, aún no se ha llevado a cabo ninguna investigación efectiva a nivel nacional para enjuiciar a los responsables y estos siguen disfrutando de sus vidas en libertad con total impunidad mientras que cientos de víctimas han sido abandonadas sin reparación”, comentó Ana Natsvlishvili de la Asociación de Jóvenes Abogados de Georgia. “Por eso celebramos la petición de la Fiscal de la CPI y esperamos que al fin se pueda hacer justicia. Una investigación efectiva y el enjuiciamiento de los responsables del conflicto no es sólo un derecho de las víctimas, sino también una obligación por parte de la comunidad internacional para poder mantener su compromiso con la rendición de cuentas.”

“Es un gran paso para conocer la verdad sobre los presuntos crímenes cometidos en Georgia durante el conflicto de agosto de 2008 y para llevar a los responsables ante la justicia”, declaró Nika Jeiranashvili de la Open Society Georgia Foundation. “El conflicto de agosto en Georgia fue el resultado de una verdad nunca dicha sobre las guerras de 1990, la impunidad por los crímenes que se cometieron y cerca 20 años de injusticias. Poner fin a este ciclo de mentiras proporcionará la base para garantizar una paz y una seguridad real, no sólo en Georgia, sino en toda la región. Por esta razón, esperamos que la Sala de Cuestiones Preliminares autorice una investigación a gran escala de los crímenes de lesa humanidad que presuntamente se cometieron.”

“La petición para iniciar una investigación es un importante paso a favor de la rendición de cuentas en Georgia a falta de investigaciones nacionales fidedignas”, declaró Virginie Amato, de la Coalición por la CPI. “Durante varios años, la Fiscalía ha informado que las autoridades nacionales de ambos países, Georgia y Rusia, reportaban los progresos de sus investigaciones, pero cuando el Estado es incapaz o no tiene la voluntad de llevar a cabo investigaciones fidedignas de violaciones de derechos humanos o del derecho humanitario, le corresponde a la CPI hacerlo”, continuó diciendo Amato. “Es crucial que la Corte empiece a informar a las víctimas y a las comunidades afectadas en la región lo que significa la petición de la Fiscal.”

ANTEDECENTES: Georgia ratificó el Estatuto de Roma el 5 de septiembre de 2003, otorgando a la Corte jurisdicción sobre los crímenes amparados por la CPI cometidos en su territorio desde el 1 de diciembre de 2003 en adelante. Entre 1990 y 1992, se produjo un primer conflicto en Osetia del Sur. El conflicto armado de agosto de 2008 duró una semana y, auspiciadas por la Unión Europea, las partes acordaron cesar las hostilidades el 12 de agosto de 2008. A pesar de esto, habrían continuado cometiendo crímenes en la última etapa del conflicto. El 15 de agosto de 2008 se firmó el alto el fuego.

El 8  de octubre de 2015, la Presidencia de la CPI asignó la situación en Georgia a la Sala de Cuestiones Preliminares I de la CPI tras la notificación por parte de la Fiscalía de su intención de presentar una autorización a los magistrados para abrir una investigación. La Sala de Cuestiones Preliminares I está compuesta del magistrado Joyce Aluoch, que la preside, y los magistrados Péter Kovács y Cuno Tarfusser.

La CPI es el primer tribunal internacional permanente capaz de enjuiciar los crímenes de guerra, de lesa humanidad y de genocidio. Uno de los principales pilares de la Corte es su carácter complementario, que prevé que la Corte sólo intervendrá si los sistemas legales nacionales no están dispuestos o no puedan realmente investigar y perseguir a los autores de genocidios, crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Hay actualmente nueve investigaciones activas ante la CPI: la República Centroafricana I y II; RDC; Darfur, Sudán; Kenia; Libia; Uganda; Costa de Marfil y Malí. La CPI ha emitido 33 órdenes de arresto y nueve citaciones para comparecer ante la Corte. Se están celebrando dos juicios. Ha habido dos condenas y una absolución. Se están llevando a cabo nueve exámenes preliminares, incluyendo los de Afganistán, Colombia, Georgia, Guinea, Honduras, Palestina, Irak, Nigeria y Ucrania. La Fiscalía ha finalizado los exámenes preliminares relacionados con Venezuela, Palestina, la República de Corea y la remisión de las Islas Comores, declinando en cada uno de ellos abrir una investigación.

Suscríbete para recibir nuestras actualizaciones semanales y conocer las últimas noticias sobre la #JusticiaGlobal.

This entry was posted in CPI, Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s