Aún no es suficiente -La crisis de capacidad de la CPI

Un tanque ruso bloquea una autopista de Georgia durante la Guerra entre los dos países en 2008 –posible investigación de la CPI en el futuro. Ⓒ Demotix/Onnik Krikorian

Centrar la atención en definir las capacidades centrales de la CPI resulta un avance positivo en comparación con los procesos anuales básicos de definición del presupuesto de la CPI. La Corte es financiada por sus Estados miembros. En los últimos años, la toma de decisiones fue principalmente influenciada por la presión de unos pocos Estados para minimizar los costos e incluso imponer un crecimiento presupuestario nulo, más allá del aumento de demandas y de la cantidad de trabajo. Esto ha perjudicado el desempeño de la Corte, permitió que los Estados enfocaran sus negociaciones presupuestarias en balances artificiales y en ideas distorsionadas de los verdaderos recursos que la Corte necesita.

Con el tamaño básico propuesto, la Fiscalía será capaz de abrir una nueva situación cada año con un máximo de seis investigaciones activas para todas las situaciones. Esto representa un importante aumento en comparación con las cuatro investigaciones activas de 2015. Sin embargo, teniendo en cuenta las investigaciones pendientes de los casos existentes, un nuevo pedido para investigar Georgia y otros ocho países con exámenes preliminares que aguardan una decisión para determinar si es necesario abrir una investigación formal, solo dos investigaciones formales adicionales no parecería ser suficiente. La Fiscalía reconoce estas limitaciones. Sostiene que su propuesta dará como resultado un “ritmo inferior al nivel de máxima demanda”, lo que requerirá un
“grado razonable de priorización” en su trabajo potencialmente hasta 2021, y que
solo se buscará lograr una mayor capacidad durante este periodo si “se materializan
circunstancias excepcionales”.

En vista de las demandas actuales, si la CPI acepta estas limitaciones en su capacidad de acción por un periodo tan largo, podría retrasarse aún más, negando o retrasando la justicia a las víctimas. También podrían aumentar las críticas al desempeño de la Corte y las acusaciones de parcialidad por aquellos casos o situaciones a los que dará prioridad por
sobre otros.

A nuestro entender, se necesita un enfoque más ambicioso. A la vez que trabaja para lograr una expansión más inmediata, la CPI debe definir su “capacidad óptima” —es decir, cuántas investigaciones, casos y juicios más puede lograr una CPI eficiente y de alto rendimiento.

Por supuesto, en algunas circunstancias, sería necesario priorizar ade acuerdo a los recursos disponible, pero la CPI no debería tomar sus decisiones en base a los limitados recursos que los Estados estén dispuestos a proporcionarle. De ser así, además de debilitar la lucha contra la impunidad se estaría dañando a su credibilidad, e incluso se podría dar lugar a interferencias políticas a través del proceso presupuestario.

Los Estados miembros de la CPI deben comenzar a considerar ahora cómo asegurar que la CPI cuente con los recursos necesarios para aumentar su capacidad con el fin de responder rápida y efectivamente a periodos de alta demanda una vez alcanzado el
“tamaño básico”.

Este artículo fue publicado por primera vez en openDemocracy.

Suscríbete para recibir nuestras actualizaciones semanales para conocer lo último sobre la #JusticiaGlobal.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s