Ocho momentos claves en la historia de la Corte Penal Internacional

A view of the International Criminal Court (ICC) premises. UN Photo_Rick Bajornas

Una vista de la nueva sede de la Corte Penal Internacional (CPI) (Foto: UN Photo/Rick Bajornas)

Ahora que el Estatuto de Roma está comenzando su 19º año, cuenta con 124 países que ya son parte del tratado fundacional de la Corte Penal Internacional  (CPI) y que el mundo atraviesa intensas amenazas a la paz y a la seguridad global, el éxito de la CPI y el sistema de justicia internacional del Estatuto de Roma son más importantes que nunca. En honor al Día de la Justicia Internacional, el 17 de julio, compartimos con ustedes ocho momentos claves del trabajo de la CPI en pos del fin de la impunidad por los crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

Primera condena y orden de reparación de la CPI – República Democrática del Congo

child-soldiers

Niños en la RDC han sido forzadamente reclutados o han decidido unirse a los grupos militantes oara recibir un ingreso y protección (Foto: Reuters)

Thomas Lubanga, el fundador y ex líder de la Unión de Patriotas Congoleños aparece en esta lista como la primera persona que se entregó a la CPI (en 2006) y la primera persona condenada por la Corte (en marzo de 2012). Lubanga, condenado por enrolamiento y utilización de niños para participar activamente en el conflicto armado, fue sentenciado a 14 años de prisión.

Los más destacable de este caso es la primera decisión de la CPI sobre las reparaciones de las víctimas. Mientras que la implementación de dicha decisión no ha sido sencilla hasta ahora, el hecho de que el mandato de reparación del Fondo Fiduciario en Beneficio de las Víctimas haya sido activado genera esperanza entre las comunidades afectadas de la República Democrática del Congo (DRC) y promete una evolución de la claridad para los actores participantes sobre el proceso de reparación.

 

Órdenes de arresto contra un líder de Estado en ejercicio – Darfur, Sudán

SUDAN-POLITICS-OPPOSITION-BASHIR

El presidente sudanés Omar Al-Bashir (Foto: Ashraf Shazly/AFP/Getty)

El presidente sudanés Omar al-Bashir es el primer jefe de Estado en ser acusado por la CPI, primero en 2009 por cargos por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad y de nuevo en 2010 por cargos de genocidio. Todos los cargos se relacionan con la presunta participación de Al-Bashir en el actual conflicto de Darfur.

La Coalición y muchos de sus miembros han seguido los movimientos de Al-Bashir desde la emisión de sus órdenes de arresto. Aunque la búsqueda de justicia para las víctimas de Darfur ha sido relegada a un segundo plano en las relaciones políticas y regionales, el caso brindó un momento crucial para los sistemas nacionales de justicia, los esfuerzos de la sociedad civil y, en última instancia, la cooperación con la CPI cuando la Corte Suprema de Apelaciones de Sudáfrica ratificó una decisión del tribunal inferior que denunciaba a las autoridades sudafricanas por evadir su obligación de arrestar y entregar al fugitivo durante su visita en junio de 2015.

 

Primera condena por ‘responsabilidad de mando’ y violación como arma de guerra – República Centroafricana

1160509-cour-penale-internationale-reconnu-ancien

La CPI encontró culpable al ex Vicepresidente de la RDC por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en la República Centroafricana entre 2002-3 (Foto: Jerry Lampen, AP)

Jean-Pierre Bemba, el ex vicepresidente de la RDC, fue condenado en marzo de 2016 en la primera sentencia de la CPI en asignar una condena por crímenes sexuales y de género (violación como crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad). Un momento histórico y universalmente celebrado en la evolución de la justicia de génera, la condena de Bemba también le dio a la CPI su primera condena por responsabilidad de mando, advirtiendo a los oficiales militares de alto rango que ellos también serán alcanzados por el Estatuto de Roma si no rinden cuentas por las acciones de sus subordinados.

El caso involucró crímenes cometidos en la República Centroafricana de 2002-3 por el grupo rebelde Mouvement pour la Libération du Congo, del cual Bemba fue comandante en jefe en aquel momento.

 

Enjuiciamiento de los crímenes postelectorales – Kenia

2007_Kenya_Elections

Con el anuncio del retraso en la entrega de resultados de las elecciones de Kenia celebradas en diciembre de 2007, las multitudes se manifiestan en contra de lo que ellos consideraron como fraude (Foto: Noor Khamis)

Con la finalización de los procedimientos de la CPI en contra del presidente de Kenia Uhuru Kenyatta y el vicepresidente William Ruto en 2015 y 2016 respectivamente, lo que significa que todos los casos de la CPI relacionados directamente con la violencia postelectoral de 2007-8 han terminado, los casos de Kenia han llevado forzosamente a un ejercicio de recolección de lecciones aprendidas para la CPI y los involucrados. A pesar de los reveses que esto implicó para las víctimas y sus familias, quienes han tenido que esperar a la justicia por casi una década, la experiencia puede ser crucial para las víctimas actuales y futuras que buscan justicia por los crímenes internacionales más terribles.

Muchos, incluyendo a los jueces de la CPI, han sugerido que la interferencia con testigos puede desempeñar un papel muy importante en el fracaso de los casos. La CPI debe sin duda tener en cuenta medidas para evitar dichas ocurrencias en un futuro, y ya está buscando formas de implementar las leyes del Estatuto de Roma para tratar la interferencia con testigos. Por otro lado,  sin una absolución completa, la Fiscal tendría la posibilidad de partir de los casos desestimados sumando nueva evidencia, en caso de recibirla. Las víctimas, cuyos daños han sido reconocidos pero que aún no tienen responsables asignados, han comenzado a explorar el mandato de reparación de la CPI en profundidad en busca de formas potenciales para obtener justicia.

 

Primer juicio a un ex-jefe de Estado- Costa de Marfil

LaurentGbagboafp_2070731b

El arresto y la detención de Laurent Gbagbo en La Haya fue bien recibido por os grupos de derechos humanos y la sociedad civil (Foto: AFP)

Al convertirse en el primer ex jefe de Estado bajo la custodia de la CPI en 2011, el ex presidente marfileño Laurent Gbagbo es un ejemplo de uno de los principios claves del Estatuto de Roma: nadie está por encima de la ley. Gbagbo, cuyo juicio junto con el líder de la juventud y co-acusado Charles Blé Goudé comenzó en enero de 2016, está acusado de asesinato, violación, otros actos inhumanos y persecución como crímenes de lesa humanidad, presuntamente cometidos en el contexto de la violencio postelectoral de 2010-11 de Costa de Marfil.

 

El comandante del Ejército de Resistencia del Señor en el banquillo – Uganda

Ongwen for 8 key moments

Dominic Ongwen durante los procedimientos en la Corte Penal Internacional (Foto: CPI)

En marzo de 2016, los jueces decidieron enviar al ex comandante del Ejército de Resistencia del Señor Dominic Ongwen a juicio por 70 cargos por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, principalmente en relación con los ataques a los campos de desplazados internos en el norte de Uganda. El matrimonio forzado, el embarazo forzado, tortura, asesinato y enrolamiento y utilización de niños menores de 15 en el conflicto armado son algunos de los varios cargos, que incluyen a Ongwen como perpetrador directo.

Dado que los cargos cubren un rango más amplio que cualquier otro juicio previo de la CPI, incluyendo los crímenes de violencia sexual y de género, y que las víctimas participantes suman más de 2000, el caso de Ongwen promete nuevos desarrollos en la jurisprudencia y en la estrategia en la administración de casos de la CPI.

 

Destrucción de herencia cultural en el mapa – Timbuktú, Mali

3. Ahmad al-Faqi al-Mahdi protection of culutral property.jpg

Personas caminando cerca de una Mezquita, la mezquita Sankore, Timbuktú, Mali /1269-2329 (Foto: ABA’s ICC Project & Stanford Law School Program in International and Comparative Law)

La CPI tendrá que lidiar con la destrucción de monumentos históricos y religiosos como crimen de guerra por primera vez en el próximo juicio en contra del islamista Tuareg, presuntamente asociado con Ansar Eddine y al-Qaeda en el Maghreb Islámico. Ahmad al-Faqi al-Mahdi, quien encabezaba el Hisbah (‘brigada Manners’) en Timbuktú, Mali, está acusado de la destrucción de diez mausoleos y mezquitas de la ciudad patrimonio cultural mundial de la UNESCO.  El caso es una avance clave en la clarificación de la competencia de la CPI a la hora de llevar justicia a los diferentes tipos de víctimas y por diferentes tipos de daños.

El caso también es importante por ser el único a la fecha ante la CPI en el cual un acusado ha expresado su intención de declararse culpable . El juicio, de una semana de duración, comenzará el 22 de agosto de 2016 y será algo digno de seguir de cerca.

 

Primera investigación completa fuera de África – Georgia

Ossetian volunteers pass a burned out van on a street in Tskhinvali.TIME

Voluntarios de Ossetia caminan junto a una camioneta incendiada en una calle en Tskhinvali. (Foto: TIME)

La investigación de la CPI sobre los potenciales crímenes cometidos en y alrededor de Osetia del Sur, Georgia, en 2008 durante el conflicto Ruso-Georgiano se convirtió en la primera investigación formal de la CPI sin una situación o persona africana como sujeto de la cuestión. Este avance es particularmente significativo para la CPI, que ha sido acusada en repetidas oportunidades de ‘apuntar solo a África – usualmente por aquellos líderes cuya conducta se está cuestionando.

Incluso antes del anuncio de enero de 2016 de la investigación en Georgia, sin embargo, la Fiscal de la CPI ya estaba llevando a cabo exámenes preliminares sobre situaciones de conflicto que involucran a Ucrania, Afganistán, Iraq y el Reino Unido, Colombia y Palestina.

Un trabajo en progreso…

Antes del Estatuto de Roma, el concepto de una corte capaz de llevar el brazo de la ley a todo el mundo era descrita como una utopía.

En su corta vida hasta el momento, la CPI ha realizado un gran trabajo para pelear contra la impunidad por los crímenes más terribles del mundo: apuntar a líderes y funcionarios senior de los gobiernos; llevar a comandantes militares ante la justicia por las acciones de sus subordinados; rechazar la noción de que la violencia sexual es una consecuencia natural de los conflictos armados; investigar en lugares del mundo donde el Estado de derecho aún no tiene lugar y instar a sus Estados miembros a tomar sus principios como propios.

Hoy, a pesar de que la CPI y la justicia penal internacional continúa enfrentando muchos desafíos, hay una esperanza de que los ejemplos anteriores puedan inspirar un mayor apoyo a la visión y los avances de la CPI en la lucha mundial contra la impunidad.

Hacer la justicia visible este Día de la Justicia Internacional – HAGA ALGO AHORA

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s