Esperanza para las víctimas de Uganda luego de que la justicia se hiciera cargo de Onwgen, fugitivo de la CPI

LRA commander Dominic Ongwen in custody in the Central African Republic. © African Union Peace

El comandante del ERS Dominic Ongwen bajo custodia en la República Centroafricana. © African Union Peace

La entrega y transferencia del líder de la milicia de Uganda Dominic Ongwen a la Corte Penal Internacional (CPI) devuelve la esperanza a las víctimas del Ejército de Resistencia del Señor (ERS) y envía un claro mensaje a los fugitivos de la CPI: la justicia acabará por encontrarles.

Ongwen, un presunto comandante de brigada del ERS, buscado por la CPI por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en el norte de Uganda en 2004, fue transferido bajo custodia de la CPI en La Haya a primera hora de la mañana del 21 de enero.

“La llegada de Onwgen a La Haya es uno de los más importantes avances para la CPI y sus esfuerzos para llevar al ERS ante la Corte. Uganda fue la primera situación abierta por la Corte hace más de diez años, pero la falta de progresos a la hora de arrestar a los principales sospechosos, incluyendo a Joseph Kony, ha sido una fuente creciente de frustración para las víctimas del ERS – ahora saben que existe una oportunidad para hacer justicia. Ver a Ongwen ante la CPI devuelve la esperanza a las víctimas de que este presunto autor de algunas de las peores atrocidades presentes en nuestra memoria reciente tendrá que enfrentar a la justicia”, expresó Stephen Lamony, asesor senior para  la UA, la ONU y situaciones africana de la Coalición por la CPI. “También es un mensaje claro para otros presuntos autores de crímenes graves: la justicia acabará encontrándoos. Como la CPI no tiene fuerzas policiales, los Estados deben redoblar sus esfuerzos ahora para detener a otros fugitivos de la CPI y no hacer esperar a las víctimas.”

“La sociedad civil de Uganda celebra el traslado de Dominic Ongwen a la CPI. La importancia de la entrega de Ongwen a la CPI no puede ser exagerada”, dijo Mohammed Ndifuna, jefe ejecutivo de la Human Rights Network-Uganda, anfitrión de la Coalición por la CPI en Uganda. “En primer lugar, permitirá que el caso que se había estancado pueda retomarse y llevar justicia a las víctimas de los presuntos crímenes cometidos por su persona. En segundo lugar, envía una clara señal a todo el mundo: no habrá espacio para la impunidad e lo que respecta a los crímenes internacionales. En tercer lugar, es un buen legado de los Estados Partes del Estatuto de Roma y los miembros de la comunidad internacional que son un apoyo para que los esfuerzos  la CPI puedan en última instancia otorgar los resultados que tanto se necesitan.”

Ongwen fue puesto bajo la custodia de los militares estadounidenses en la República Centroafricana (RCA) tras su rendición a comienzos de enero de 2015. Tras conversaciones entre EE.UU, la RCA y Uganda, Onwgen fue finalmente transferido a La Haya bajo la custodia de la CPI.

Tras su llegada a los Países Bajos, Ongwen será transferido por las autoridades alemanas a las dependencias policiales de la CPI en La Haya, donde será inmediatamente sometido a un examen médico. Tan pronto como sea posible, Ongwen comparecerá ante los magistrados de la CPI durante su audiencia ‘de comparecencia inicial’, durante la cual los magistrados de la CPI verificarán la identidad del sospechoso y la lengua que se va a utilizar durante las actuaciones, así como informarle de los cargos contra él. Tanto antes como durante su comparecencia inicial, Ongwen tendrá derecho a asistencia letrada. Los magistrados deberán también fijar un calendario o fecha para la audiencia de confirmación de cargos que determinará si Ongwen se enfrentará a un juicio, teniendo en cuenta su derecho a ser juzgado sin dilaciones indebidas.

“Es importante recordar que la CPI encarna los estándares legales de mayor nivel. Antes de que se produzca un juicio ante la CPI, la Fiscalía debe convencer en primer lugar a los magistrados que hay fundamentos suficientes para creer que Ongwen cometió los crímenes de los que es acusado y que hay suficientes evidencias para proceder a un juicio. La Fiscalía deberá tomarse su tiempo para reactivar el caso contra Onwgen, que ha estado en suspenso durante mucho tiempo, que seguramente presente numerosos desafíos, incluyendo cuestiones relacionadas con los recursos. El sospechoso es inocente hasta que se demuestre lo contrario y así lo recogen las disposiciones de la CPI que regulan y garantizan sus derechos, entre ellos el derecho a una defensa sólida, para garantizar que su juicio sea justo y que sus derechos serán respetados ante la Corte,” dijo Lamony.

La oficina de divulgación de la CPI en el país dejó de funcionar en diciembre de 2014. Con el traslado de Ongwen, es vital que la Sección de Información Pública y Documentación de la Corte retome sus actividades de divulgación.

“No se hará justicia en este caso si las víctimas y las comunidades afectadas que se encuentran lejos de La Haya son incapaces de observar lo que se está haciendo. La Corte debe asegurar que la población de Uganda sea informada de las actuaciones contra Ongwen reinstaurando sus actividades en el país”, agregó Lamony.

Uganda refirió su conflicto con el ERS a la CPI en diciembre de 2003 y el Fiscal abrió una investigación completa sobre la situación en julio de 2004.Una orden de arresto contra Ongwen fue emitida en 2005.

Suscríbete para recibir nuestras actualizaciones por e-mail y estar al día de los casos ante la CPI.

Danos tu opinión – ¿cuál crees que es el significado de la transferencia a la CPI para las víctimas del ERS?

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s