Conseguir justicia de género en el Día Internacional de la Mujer

A woman holds her daughter in a Ukrainian refugee camp. © Reuters/Eduard Korniyenko

Una mujer con su hija en brazos en un campo de refugiados en Ucrania. © Reuters/Eduard Korniyenko

El mundo se enfrenta a un aumento del número de conflictos armados, todo ellos caracterizados por una violencia sexual y de género generalizada. Los crímenes de género, las violaciones y otras formas de violencia sexual son casi endémicos a los conflictos y son utilizados en ellos como mecanismos para intencionadamente aterrorizar a la población, degradar y castigar a las comunidades. Y afectan de forma desproporcionada a las mujeres.

En este Día Internacional de la Mujer, los Estados y la sociedad civil deberían comprometerse con el apoyo al sistema Estatuto de Roma y a la CPI como manera de exigir la responsabilidad de los autores de crímenes graves.

La CPI es el primer tribunal internacional que reconoce los crímenes contra las mujeres como crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio.

El Estatuto de Roma proporciona protección a las víctimas y a los testigos, especialmente a las víctimas de violencia sexual y de género (SGBV, por sus siglas en inglés), y entre el personal de la Corte podemos encontrar a expertos en SGBV.

Apoyando la universalidad del Estatuto de Roma y la incorporación de los crímenes recogidos en el Estatuto de Roma en las leyes nacionales los Estados y la sociedad civil puede ayudar a asegurar la exigencia de responsabilidad de los autores de este tipo de crímenes.

La Corte ha sido objeto de duras críticas por haber fracasado en incluir cargos de violencia sexual y de género en algunos de sus primeros casos. Sin embargo, para asegurarse que la violencia sexual no será tratada en el futuro como un crimen colateral o marginal, la fiscal de la CPI ha adoptado una serie de medidas para asegurar que este tipo de crímenes no vuelvan a ser ignorados.

El pasado verano, la Oficina de la Fiscalía publicó su Documento de Orientación sobre los Crímenes Sexuales y de Género, el primero de este tipo emitido por un tribunal internacional.

Este Documento de Orientación proporciona una serie de líneas de procedimiento para la investigación y enjuiciamiento de los crímenes sexuales y de violencia de género. Además también promueve la transparencia y la previsibilidad en el procesamiento de este tipo de crímenes bajo el marco del Estatuto de Roma.

La Fiscal de la CPI Fatou Bensouda:

“El mensaje para los autores y potenciales autores debe ser claro: no se tolerará ni se ignorará en la CPI la violencia sexual o la de género en el conflicto No escatimaremos esfuerzos para exigir justicia por este tipo de crímenes y con esto pretendemos disuadir la comisión de este tipo de crímenes de odio en el futuro. Como parte de sus política, la Fiscalía incluirá sistemáticamente entre las acusaciones más importantes estos cargos en base a las pruebas de criminalidad presentadas.”

Al mismo tiempo en el que se produce un mayor reconocimiento y documentación de la escala y de los casos de los crímenes de violencia sexual y de género a nivel internacional, el Día Internacional de la Mujer proporciona una ocasión para celebrar los recientes éxitos de la promoción y fortalecimiento de los derechos de las mujeres, así como para reconocer el trabajo que queda por delante. La Coalición junto con otras organizaciones continuarán trabajando para ponerle fin a la impunidad por crímenes sexuales o basados en el género y asegurar a las víctimas acceso a la justicia.

makeithappen

Jelena Pia Comella, directora ejecutiva adjunta de la Coalición por la CPI:

“El Día Internacional de la Mujer es una buena ocasión para celebrar los avances y logros logrados en materia de derechos de las mujeres, pero también es buen momento para reconocer todo el trabajo que queda por hacer, especialmente por lo que respecta a la violencia sexual y de género en los conflictos. El Estatuto de Roma, con sus disposiciones especiales con respecto a este tipo de violencia, es una importante herramienta para exigir responsabilidad a los autores de este tipo de crímenes. Ratificando e implementando el Estatuto—criminalizando la violencia sexual y de género—los Estados se aproximan a ponerle fin a la comisión de este tipo de crímenes durante los conflictos. Instamos a todos los Estados a hacerlo sin demora.”

Alexandra Delemenchuk, coordinadora de Programas Internacionales del Center for Civil Liberties, Ucrania:

“El papel de las niñas y mujeres en la justicia transicional y en los procesos de paz es muy importante, sin embargo a menudo son privadas de su voz y son relegadas al papel de ‘víctimas’—de violencia, hambruna, acoso y tortura cometidos por las partes en el conflicto. Creemos que el Estatuto de Roma es su oportunidad para acceder a la justicia y hacer oír su voz, algo tan necesario. Hagamos que prevalezca la justicia”

Esther Waweru, directora del programa Equality and Non-Discrimination, Kenya Human Rights Commission:

“Debido a su vulnerabilidad, las mujeres y los niños son objeto de las peores formas de violación que se propagan contra ellos debido a su identidad de género y a menudo sufren los peores abusos del conflicto y de violencia, incluyendo la violencia instigada por los políticos. La jurisprudencia penal internacional ha denunciado que se utilizan las violaciones como armas de guerra, y que éstas afecta generalmente a las niñas y mujeres. El desarrollo está firmemente anclado al sistema del Estatuto de Roma y ha conformado un área de interés y compromiso en la Oficina de la Fiscalía de la CPI. Los sistemas nacionales de justicia deben, por lo tanto, elaborar proyectos inspirándose en estos progresos internacionales e investigar de manera consciente, perseguir y conceder justicia restitutiva y reparativa en estos crímenes de violencia sexual y de género.”

Judith Acana, directora de Programas, Uganda, Women’s Initiatives for Gender Justice:

“Celebramos este día, Día Internacional de la Mujer, las Iniciativas para la justicia de género junto con nuestros socios en el terreno, asociaciones y miembros, la mayoría de los cuales están viviendo en países en los que existen conflictos armados con situaciones bajo investigación de la CPI.  Este año se cumple el 20 aniversario de la Declaración de Beijing de 1995 y de la Plataforma para la Acción, firmada por 189 gobiernos y sin precedentes en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, incluyendo en materia de salud sexual y reproductiva, así como la experiencia de las mujeres en los conflictos armados y la necesidad de exigir responsabilidad para los crímenes sexuales o en atención al género. El 20 aniversario de la Declaración de Beijing debería inspirar a los gobiernos a ejercer mejores políticas para implementar este acuerdo, hacer progresar la experiencia de los derechos humanos de las mujeres en todo el mundo, y asegurar la protección y seguridad de las mujeres y de las niñas durante y después de la guerra.”

Comparte lo que opinas – ¿Qué medidas deberían ser las siguientes para hacernos avanzar en materia de derechos de la mujer y en orden a ponerles fin a la violencia sexual y de género?

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s