Justicia como respuesta a la crisis siria

IMG_0546

En septiembre de 2015, el periodista visual  y editor de fotografías americano Patrick Witty siguió a los refugiados por tres semanas en su viaje desde el Egeo hasta Grecia, a través de Serbia, Croacia y Hungría. “Vi miles de hombres, mujeres y niños llegando a la costa de Grecia, algunos llorando de alegría, otros, con temor de lo que vendrá. Me conmovió profundamente su fortaleza y coraje. Ojalá pueda ofrecerles una pequeña mirada de lo  que se siente al haber participado de este viaje épico.” © Patrick Witty/Time

Las atrocidades cometidas con total impunidad han tenido un incalculable impacto en Siria, retrasaron al país más de cuatro décadas y provocaron el mayor éxodo de refugiados desde la 2° guerra mundial. La justicia debe ser parte de la respuesta a la crisis que ha
expuesto a la vista del mundo la ineficacia de la comunidad internacional en la protección de civiles y la prevención de los crímenes más terribles.

Siria sufre

IMG_0361

© Patrick Witty/Time

Los crímenes graves cometidos por las fuerzas del gobierno, rebeldes y grupos terroristas han sido documentados desde la explosión de la Primavera Árabe en Siria. Los números son impactantes. Desde el comienzo de la crisis en 2011, alrededor de 220.000 personas han sido asesinadas, más de un millón han sido heridas y un 50% de la población desplazada. Cuatro millones han huido y más de 12 millones permanecen en el país esperando desesperadamente ayuda humanitaria.

De acuerdo con la ONU, la expectativa de vida se ha acortado casi 13 años y la asistencia
escolar ha bajado un 50%. Los 12 indicadores de los objetivos de desarrollo del milenio en Siria han empeorado. Para finales de 2013, aproximadamente 3 de cada 4 sirios vivían en la pobreza y un 54% en la pobreza extrema. Con tal nivel de temor por sus propias vidas, no sorprende que muchos hayan elegido partir.

Radwan Ziadeh, director del Centro de Estudios de Derechos Humanos de Damasco

“El Estado de derecho debe ser el punto de partida del enfoque de la comunidad internacional en la prevención de las violaciones masivas a los derechos humanos. Tenemos la suerte de vivir en un mundo que finalmente posee las herramientas y el marco legal para llevar a los responsables ante la justicia. Los gobiernos deben promover soluciones sistémicas a la violencia que mata a tantas personas y provoca el éxodo de Siria. A pesar de cualquier institución o foro, la justicia, en última instancia, debe ser parte de una solución de paz más amplia. Sin ella, Siria se verá atascada en ciclos incesantes de violencia.”

El veto a la justicia

IMG_4836

© Patrick Witty/Time

Con pocas esperanzas de hacer justicia a nivel nacional, es responsabilidad de la comunidad internacional promover rutas alternativas en pos de una rendición de
cuentas.

En marzo de 2015, una comisión de investigación de la ONU volvió a solicitar al Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) que pidiera a la Fiscal de la CPI investigar los crímenes cometidos en Siria por todas las partes del conflicto. Unos meses después, el Secretario General de la ONU reiteró el pedido y se unió al reclamo de docenas de Estados y cientos de grupos de la sociedad civil. A pesar de que los vetos a la resolución de remisión en 2014 de Rusia y China hacen creer que otro intento es poco probable en el corto plazo, los gobiernos deben seguir promoviéndolo.

Algunos han sugerido el establecimiento de un tribunal internacional temporal bajo el auspicio de la ONU, distinto a la CPI. De todos modos, esta opción estará también a la merced de los Estados con poder de veto del Consejo de Seguridad de la ONU.

Alison Smith, directora del programa de justicia internacional, No Peace Without Justice

“En Siria, la falta de justicia no solo promueve la violencia y contribuye con la actual crisis de refugiados, ayudó a forjar un lugar para que surgieran grupos como el Estado Islámico. A pesar de que el salvajismo del EI es difícil de ignorar, es importante recordar que la mayor parte del calvario que vive el pueblo sirio está siendo orquestado por su propio gobierno. Ya es tiempo de que la comunidad internacional despierte e insista en la necesidad inmediata de una rendición de cuentas, donde sea posible, que forme parte de una solución política global del conflicto.”

¿Juicios nacionales?

IMG_0279

© Patrick Witty/Time

Varios Estados, y algunos grupos de la sociedad civil, han recolectado evidencia de los crímenes de Siria con vistas a futuros enjuiciamientos.

En septiembre de 2015, Francia anunció una investigación nacional bajo el principio de la
jurisdicción universal sobre presuntas torturas cometidas por el régimen de Bashar al-Assad. Eventualmente, otros gobiernos podrían tener la posibilidad de juzgar criminales de guerra que han escapado de Siria a sus territorios.

La Fiscal de la CPI ha instado también a los Estados miembros de la CPI a enjuiciar a sus propios ciudadanos acusados de cometer crímenes en Siria e Iraq, dado que sería poco probable que la CPI pueda enjuiciar a los líderes de ISIS por limitaciones jurisdiccionales.

A pesar de ser bien recibidos, los esfuerzos individuales de los países tendrán un alcance
limitado. No libran a la comunidad internacional de llevar a cabo una acción colectiva para poner fin a los abusos generalizados que se siguen cometiendo con total impunidad.

Paz y estabilidad

IMG_0594

© Patrick Witty/Time

La justicia aislada, obtenida a través de la CPI o de cualquier otro mecanismo legal, no va a resolver el conflicto sirio. Pero si en algún momento el país logra poner fin a los ciclos de crímenes atroces que siguen cobrándose la vida de miles de personas, deberá haber algún tipo de rendición de cuentas, de una forma u otra.
Mientras reinen la violencia y la impunidad en Siria, al igual que un número cada vez mayor de países, las presiones a los gobiernos y el sistema internacional humanitario seguirán creciendo.

Nada Kiswanson van Hooydonk, asesor legal senior y jefe de la oficina de Europa, Al-Haq

“Los países de Medio Oriente padecieron un tumultuoso 2015: guerra civil, insurgencias y ocupaciones que buscaban cambiar las dinámicas de poder de la región y borrar las fronteras de los Estados. El caos ha resonado más allá de la región al convertirse en el principio de una crisis de refugiados que ha tomado a Europa por sorpresa. Para Al-Haq la lección es clara: la impunidad en los crímenes in ernacionales perpetúa el sufrimiento humano y la inestabilidad regional, y socaba los derechos humanos de todos.”

En un año que vio a los gobiernos comprometerse a incluir el acceso a la justicia en los nuevos objetivos de desarrollo global de la ONU, queda claro que el restablecimiento del Estado de derecho y el fin de la impunidad deben ser parte integral de los esfuerzos de la comunidad internacional para llevar la paz y la estabilidad de regreso a Siria.

Este artículo se publicó por primera vez en el Monitor de Justicia Global 2015-2016, el informe anual sobre la justicia internacional de la Coalición por la Corte Penal Internacional, una red de 2.500 organizaciones de 150 países de todo el mundo.

Suscríbete para recibir nuestras actualizaciones semanales para concoer las últimas noticias sobre la #JusticiaGlobal.

This entry was posted in Casos, CPI, Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Justicia como respuesta a la crisis siria

  1. Pingback: #JusticiaGlobal Semanal – Siria: Civiles sufren mientras avanza el acuerdo de paz |

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s